Carolina Huertas León

Carolina Huertas León

Nacida en Bogotá (Colombia, 1976), crecí en la ciudad de Barcelona. Enamorada de los viajes, la fotografía y la filosofía y cultura oriental, he viajado al continente asiático en diversas ocasiones, teniendo la oportunidad de conocer distintos lugares, gentes y costumbres.

Esta curiosidad y pasión por lo oriental, lo natural y saludable, unido a un profundo proceso de crecimiento personal, fue lo que me llevó a formarme en Naturopatía, terapias manuales y energéticas, y más adelante Medicina China, en escuelas como ISMET y CENAC de Barcelona.

También realicé la formación en terapia Gestalt en el Institut Gestalt de Barcelona, para poder incluir la terapia psico emocional y corporal a mi trabajo como terapeuta y tallerista.

Tras varios años ofreciendo sesiones tanto individuales como grupales, en el 2014 decidí especializarme en el acompañamiento y el bienestar para la mujer, formándome en Yin Tao con Renu Li, QiGong para la mujer en el Instituto QiGong de Barcelona, y acupuntura en ginecología y obstetricia con Radha Thambirajah.

Actualmente ofrezco sesiones tanto individuales como grupales, clases regulares de meditación, Yin Tao y Qigong, y encuentros  de crecimiento personal dirigidos a mujeres. Disfruto creando este tipo de espacios y encuentros con el objetivo de abrir nuevas vías de auto conocimiento y desarrollo adecuadas a nuestra naturaleza cíclica femenina.

Si quieres conocer los detalles sobre mi formación, trayectoria y experiencia profesional, los encontrarás en mi perfil de LinkedIn, aquí.

 

Mi deseo

tierraagua

 

“Que mi presencia, mi experiencia y mi intuición

sean Medicina que te ayude a reencontrar tu bienestar, tu esencia y tu verdad.”

 

Este es mi propósito. El combustible que pone en marcha mi motor. Mi vocación.

De niña me gustaba hacer ramos de flores y regalarlos a las mujeres de mi familia.

También me gustaba bailar y disfrazarme de hada madrina.

Ahora me gusta crear y ofrecer espacios y actividades en los que acompaño a las mujeres a florecer y encontrar su propia danza interior.

El camino que me ha llevado hasta aquí no fue siempre fácil, ni divertido, ni comprensible para mí en muchos momentos, y a pesar de todo decidí comprometerme conmigo y con la Vida. Y aquí estamos las dos, listas para acompañarte, con el equipaje lleno de experiencias y aprendizajes, listos para ser compartidos y disfrutados, teniendo muy en cuenta que el conocimiento y el buen hacer de las técnicas son tan importantes como la intuición y las sensaciones que devienen durante los encuentros.

Cuerpo y Mente.

Razón e Intuición.

Materia y Energía.

Cielo y Tierra.

Yin y Yang.

Presencia y Consciencia.

Aquí y Ahora.

Todo unido para que el resultado sea el mejor para ti, para tu momento, para tu proceso.

Acompañarte hacia tu bienestar es un regalo y un privilegio.

Las puertas están abiertas.

Bienvenida.

 

Gracias

 

A todas las personas que confían en mi trabajo, por permitirme elaborar y desarrollar mis capacidades, por darme la oportunidad de mejorar cada día y por darle valor y sentido a mi vocación.

A todos aquellos profesores, terapeutas, compañeros de experiencias, de enseñanzas y de Vida, por todo lo compartido y aprendido en cada tramo del Camino.

A mi Familia, por todo el Amor, las lecciones y los retos.

A mis Ancestros, por transmitirme la fuerza y la sabiduría.

A mis Maestros y Guías, y a la Vida misma, por cuidar de mí, siempre.

 

Fotografías de manos: © Ana Luzia Raposo