La próstata femenina

Empecé a escribir este post hace ya meses…y he estado dudando en publicarlo hasta ahora. ¿Porqué?

Pues por pensamientos limitantes del tipo: “uy, esto igual es un tema demasiado atrevido/extraño/delicado” y un sinfín más de “uys” que he decidido dejar a un lado para compartir el impacto que me produjo leer un libro que considero de lectura obligada para cualquier mujer que quiera conocerse más y mejor.

“Coño Potens”. Así se llama el libro de la auto declarada como porno terrorista Diana J. Torres. Lo cierto es que ya el titulito se las trae. Porque puede echar para atrás a más de una, por eso del “coño” así, a bocajarro, sin anestesia, ni caballos blancos, ni sangre azul, ni olor a nubes. Clara y sin tapujos. Así escribe ella. Y se lo agradezco profundamente.

¿Y de qué va este libro tan particularmente atípico? Pues de algo que debería enseñarse en las escuelas, algo que deberíamos saber desde siempre (todos, mujeres y hombres), algo tan absurdamente silenciado e ignorado que no doy crédito.

Señoras y señores: ¿sabían ustedes que nosotras, mujeres, tenemos próstata, y que la tenemos porque cumple una serie de funciones, como todo lo demás en nuestro cuerpo? ¿Sabían que nuestros cuerpos (el de mujeres y hombres), son muchísimo más parecidos de lo que nos han hecho creer? ¿Hasta el punto de que la llamada “eyaculación femenina” no es algo tan sobrenatural ni extraño ni bizarro como mundos (tan distantes) como la medicina y el porno han hecho creer? ¿Sabían que eyaculación y orgasmo no tienen porqué darse simultáneamente? ¿Sabían que en no pocos casos, mujeres embarazadas creen estar rompiendo aguas, cuando lo que en realidad les sucede es que han eyaculado sin tener ni idea de que esto sea posible? ¿Sabían que muchas mujeres viven con angustia, vergüenza y culpa algo que debería vivirse de una forma natural y sana? ¿Sabían que el desconocimiento de esta parte de nuestra anatomía femenina por parte de especialistas médicos puede derivar en diagnósticos tardíos o erróneos?

Pues como bien y detalladamente ha investigado y describe Diana en su libro, hay detalles de nuestra anatomía femenina (a parte de nuestro bendito clítoris) que se han obviado por las mismas razones de siempre: no interesa que las mujeres habitemos, conquistemos y gestionemos nuestros cuerpos, no le interesa ni a la sociedad judeo cristina y patriarcal en la que vivimos, ni a la todopoderosa industria farmacéutica que (entre otras) la gobierna. Tema cansino y repetitivo donde los haya, pero señoras, es lo que hay.

Nuestra es la responsabilidad de investigar, informarnos y explorarnos de la forma que cada una elija, porque si seguimos entregando el conocimiento de nuestros cuerpos a otros, seguiremos en la ignorancia de nuestra propia verdad.

El libro de Diana J. Torres nos invita a hacernos preguntas, a cuestionar aquello que creemos conocer sobre nuestra anatomía, a atrevernos a auto explorar nuevos territorios corporales y llegar a nuestras propias conclusiones, desde una perspectiva tan abierta como respetuosa.

Podría extenderme más acerca del libro, pero creo que vale más la pena que lo leas y juzgues por ti misma.

Diana nos da la posibilidad de descargarlo gratuitamente a través de este link, así que si te apetece, ya tienes lectura refrescante para el verano 😉

 

La próstata femenina_Natura Dharma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *