Mujer Cuerpo Luna: encuentros de reconexión

A veces es difícil explicar algo que una misma crea y que es tan orgánico, flexible y cambiante. La idea de los encuentros Mujer Cuerpo Luna surgió a raíz de lo aprendido y vivido a través de distintas disciplinas de trabajo corporal, por un lado, y mi propia experiencia en círculos de mujeres, por otro.

Como mujeres vivimos extremadamente desconectadas de nuestro cuerpo. Desconectadas a un nivel realmente consciente y profundo. Claro que la sociedad y el entorno cultural nos exige continuamente que andemos pendientes de él (que si el peso, que si la edad, que si las canas, que si las arrugas) pero a un nivel superficial y enfocado al exterior: para gustar y ser deseada, para encajar en un molde predeterminado, para ser vista y reconocida por el entorno.

Y en este marco nos encontramos con una falta de oportunidades y espacios para reconectar con nuestro cuerpo de una forma completa y real, libre y divertida, sin juicios ni expectativas. Mover nuestros cuerpos sin preocuparnos de nada más que de habitarnos, sentirnos y gozarnos sin pretensiones de ningún tipo hacia el exterior, sino con una intención y visión claras hacia nuestro Universo interno. Por este motivo el movimiento del cuerpo forma parte importante de estos encuentros.

La otra parte no es menos importante. El viaje que nos lleva del cuerpo al espíritu, a la intuición, a esa parte invisible, mágica y real que las mujeres tenemos (más o menos escondida) latiendo en lo profundo de nuestro Ser. Nuestra naturaleza cíclica y sabia, nuestra guía interna, aquella que nos habla y nos guía si nos paramos a escucharla.

Y de nuevo aquí volvemos a encontrar falta de tiempo, falta de atención, falta de ocasión para reconectar con nuestra esencia, con lo mágico y divino, con lo intangible y poderoso que hay en nuestra naturaleza femenina. Es aquí donde la Luna y sus ciclos juegan un papel protagonista en la ecuación, ya que a través de ellos tenemos la oportunidad de reconectar, de distintas formas, con lo sagrado femenino. La Luna nos refleja en cada una de sus facetas, no sólo las distintas etapas de nuestro propio ciclar menstrual, sino también arquetipos que han dejado huella en nuestro inconsciente colectivo, y que nos pueden ayudar no sólo a comprender mejor nuestra danza interna, sino también a crear nuevas melodías.

Podría decirse que Mujer Cuerpo Luna tiene una parte Yang, de acción e intención claras, y una parte Yin, de recepción, recogimiento y auto cuido, que se combinan durante diez encuentros, y en los que te ofrezco el espacio y el tiempo para ti, para que reconectes con tu cuerpo y tu alma de una forma nueva, desde el contacto real contigo y con otras mujeres que, como tú, quieren despertar a una nueva consciencia de sí mismas.

Bienvenida a un viaje de cuerpo a cielo.

Mujer Cuerpo Luna en Natura Dharma

 

Este año empezamos el jueves 11 de febrero, pero si quieres ver, saber y experimentar aún más, ven a la presentación del próximo jueves 21 de enero y disfruta de un mini sesión gratuita. Encontrarás todos los detalles sobre esta presentación y los próximos encuentros aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *